Con la siembra de más de mil árboles, cerramos etapa del proyecto «Sembradores de Paz, Guardianes del Territorio»

Para mí la Paz es poder sembrar fríjoles, yucas, plátanos y hacer muchas cosas. La reconciliación es no pelear con mi familia y tener muchos amiguitos más”. Es el aprendizaje que comparte Leidy Yuliana López Aizales, beneficiaria del proyecto “Sembradores de Paz, Guardianes del Territorio”.

Como ella, cientos de niños de la región del Oriente Antioqueño manifiestan su agradecimiento y su deseo de prolongar en el tiempo iniciativas que fomenten la educación en la cultura de Paz y en el cuidado de nuestra Casa Común.

Como Pastoral Social de la Diócesis de Sonsón Rionegro, somos conscientes de la importancia de tejer apuestas que permitan construir relaciones sanas y armónicas entre las comunidades y su territorio, en este sentido focalizamos nuestro interés para que los niños del Oriente Antioqueño se comprometan como “Sembradores de Paz” y “Guardianes del Territorio”, y promueven hábitos y estilos de vida amigables con la naturaleza y su entorno ambiental.

En esta etapa del proyecto que culmina, sembramos más de mil árboles entre los corregimientos de San Miguel, La Danta, San José y Santa Ana.

Agradecemos a las personas, instituciones y organizaciones que hacen posible la puesta en marcha de esta iniciativa: sacerdotes, líderes comunales, comunidad educativa, padres de familia y profesionales, además nuestro reconocimiento especial para Cornare, institución que financia con recursos económicos la ejecución del proyecto “Sembradores de Paz, Guardianes del Territorio”.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.